Ginseng coreano en el Deporte.

Korean Nature

El Ginseng, una planta perenne de crecimiento lento descubierta en China hace más de 5000 años, se utiliza tradicionalmente en Asia para el tratamiento y la prevención de diversas disfunciones del cuerpo (Disminución del tono, dinamismo alterado, infecciones repetidas, malestar, exceso de trabajo, etc). También es la planta más consumida en Asia por los atletas debido a sus muchas propiedades físicas, fisiológicas y cerebrales beneficiosas.

No es un medicamento ni nada elaborado en laboratorio. Es una planta con propiedades excelentes para las personas que practican deporte, mejora notablemente el rendimiento físico y se consume a nivel mundial. Es un estupendo complemento para tus días de deporte. Un suplemento 100% natural que puede ser tu mejor aliado, no solo para tu cuerpo sino también para tu mente.

¿Lo has probado alguna vez?

Son muchos los deportistas que dice utilizan el Ginseng como si fuese una hormona esteroidea con propiedades anabolizantes, porque dicen que después de tomarse un té de Ginseng se sienten más fuertes y con más ganas de competir. En los atletas, los suplementos de Ginseng pueden ser apropiados durante períodos de entrenamiento intensivo o precompetitivo para promover la acción del sistema inmunológico, durante períodos de competición para estimular las capacidades cognitivas, o para promover la recuperación en el período poscompetitivo. Todo esto con un objetivo en mente, evitar el bajo rendimiento.

Algunos estudios concluyen que el Ginseng permite una mejor utilización de la energía corporal, al mismo tiempo que aumenta la oxigenación, permitiendo una mayor eficiencia y una velocidad de recuperación más rápida.

¿Qué beneficios aporta el Ginseng?

Según algunos estudios, el Ginseng puede ser un suplemento natural que proporciona ayudas ergonómicas, incrementando el rendimiento deportivo gracias a que el Ginseng

  1. estimula el sistema nervioso.
  2. aporta energía y vitalidad antes y después de hacer ejercicio.
  3. produce una mejora en la función cardiorrespiratoria
  4. disminuye los niveles sanguíneos de lactato.
  5. reduce la hipertensión arterial y el colesterol alto.
  6. aumenta la actividad del sistema inmune.
  7. mejora la respuesta al estrés.
  8. alivia la fatiga.

  • Estimula el sistema nervioso.

 Cuando tomas el Ginseng se produce una subida de tus niveles de energía en todo el cuerpo, haciendo que aumente tu rendimiento en todo tipo de actividades físicas que vayas a realizar durante el día.

 Es un fantástico adaptógeno ya que ayuda a soportar los niveles de estrés, que en ocasiones son muy altos, y que se producen en el ejercicio físico.

  • Aporta energía y vitalidad antes y después de hacer ejercicio.

 Es cierto que este estrés se da en deportistas de alta competición ya que están sometidos a mucha presión, pero para las personas de a pie, tomar el Ginseng te servirá para combatir la falta de vitalidad a la hora de hacer ejercicio.

El consumo de Ginseng ofrece un incremento de energía en todo el cuerpo. Obviamente, este aumento de energía potencia el rendimiento en las actividades físicas a realizar. No sólo ofrece un plus de energía, sino que también se lo hace llegar al cerebro, para que asuma este incremento de potencia.

Sobre todo, está recomendado en deportes de fuerza física, cuando vas al gimnasio a hacer pesas por ejemplo, ya que el Ginseng ayuda al músculo a trabajar mejor, haciendo que tus entrenamientos sean mucho más efectivos.

En deportes de resistencia o de fondo también es muy positivo y eficiente. Tomando el Ginseng tu cuerpo tendrá más energía para prolongar más el ejercicio, por ejemplo, en una carrera de varios kilómetros, o incluso en un maratón. Además, también mejora la capacidad pulmonar y estimula la circulación sanguínea. También tiene un efecto protector contra el daño de la fibra muscular y minimiza el daño muscular relacionado con el ejercicio al reducir el estrés oxidativo en la fase posterior al esfuerzo y al modular la elevación de los marcadores sanguíneos de la degradación muscular inducida por el ejercicio, lo cual es importante para los atletas con problemas de recuperación. O sea, el Ginseng le permite al atleta recuperar su fuerza más rápido.

  • Produce una mejora en la función cardiorrespiratoria.

 Algunos estudios muestran que el Ginseng incrementa la potencia aeróbica máxima y mejora el rendimiento, mejorando el tiempo de recuperación de la frecuencia cardiaca durante el ejercicio.

  • Disminuye los niveles sanguíneos de lactato.

 Puede reducir la producción de ácido láctico en un 50% durante esfuerzos demasiado intensos, responsables de los dolores corporales, dolores musculares y calambre.

  • Reduce la hipertensión arterial y el colesterol alto

 Si tienes hipertensión arterial como si en tus análisis sanguíneos recientes te han diagnosticado de colesterol alto, el consumo regular de raíz de Ginseng es especialmente útil a la hora de reducir la tensión arterial por un lado, y ayudar a tu organismo a eliminar el exceso de colesterol de las arterias, por el otro.

  • Aumenta la actividad del sistema inmune.

 Se han detectado numerosos efectos mejorantes de la inmunidad provocados por el Ginseng.

El Ginseng estimula el sistema inmunológico. La práctica significativa de una actividad deportiva en volumen o intensidad conduce a una disminución del sistema inmunológico. Para mantener su calidad de vida, pero también su carga de entrenamiento, la calidad de las sesiones es evidente mejorar la resistencia de los atletas a las diferentes agresiones e infecciones circundantes que pueden alterar su homeostasis (Salud, equilibrio interno, defensas naturales, etc).

 Un estudio dio seguimiento a 39 personas que se estaban recuperando de la cirugía para el cáncer de estómago, tratándolos con 5,400 mg de Ginseng diariamente durante dos años. Interesantemente estas personas tuvieron mejorías significativas en las funciones inmunológicas y una menor recurrencia de los síntomas. También hay pruebas que indican que el extracto de Ginseng podría mejorar el efecto de las vacunas contra enfermedades como la gripe.

  • Mejora la respuesta al estrés.

 El efecto anti-stress del Ginseng ha sido demostrado por Hiroshi Saito y Tiantong Bao, Facultad de ciencias farmacéuticas, Universidad de Tokio.

El Ginseng es un adaptógeno sensacional y se trata de una propiedad que ayuda a rebajar el nivel de estrés, algo que es habitual en los deportistas, sobre todo los que compiten. Una dosis de Ginseng ayuda a calmar el estrés.

El Ginseng tiene la capacidad de neutralizar la sensación de estrés gracias a la actuación de los ginsenósidos y los betacarotenos.

  • Alivia la fatiga.

El Ginseng actúa como un excelente adaptógeno, de manera que ayuda a que nuestro organismo se reequilibre de forma totalmente natural y a otorgarnos mayor energía. Por ello es también útil a la hora de aliviar la fatiga.

Se ha demostrado que el Ginseng ayuda a combatir la fatiga y promueve la energía. Un estudio de cuatro semanas exploró los efectos de administrar 1 o 2 gramos de Ginseng. Los que recibieron Ginseng experimentaron menos fatiga física y mental.

Todos estos beneficios que hemos visto en este artículo permitieron que el Ginseng se volviera muy popular en muchos deportes que requieren mucha concentración (Correr, andar en bicicleta). Y el Ginseng se está utilizando cada vez más como ayuda ergogénica entre los deportistas de alto nivel, así como en geriatría, por sus beneficios sobre la mejora del rendimiento y la disminución de la fatiga.

¡No dudes más en probarlo!

Compartir este Post

Todavía no hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Carrito

No hay productos en el carrito.