¿¿¿MASKNÉ???

Korean Nature

Hace un año que nos comunicaban el comienzo de una #pandemia que la mayoría se tomó a broma. Se llegó a un #confinamiento que nadie se imaginaba.

Todo empezó casi sin darnos cuenta, a las 20:00h en las ventanas y balcones aplaudiendo y bailando intentando sacar de nuestros cuerpos esa gracia española que sólo nosotros, los españoles, somos capaces de sacar en momentos en los que una gran parte de #España se nos estaba muriendo.

Nuestros niños adornaron las ventanas de #arcoíris llenos de esperanza e inocencia. Inocencia que no sólo venía de ellos, sino también de todos nosotros, que ya en junio pensábamos que lo habíamos vencido.

Y llegaron las #vacaciones, los traslados tan esperados a los pueblos para ver a los nuestros, con ganas de expresar cuánto les habíamos echado de menos, #abrazos eternos llenos de lágrimas de #alegría, aunque también de miedo. Pero fue cuestión de tiempo, pronto nos relajamos y cada vez fue más frecuente quitarnos “LA DICHOSA MASCARILLA”.

Era verano, “estábamos bien”, podíamos viajar, tomar un aperitivo, salir a comer o a cenar e incluso montar #fiestas de reencuentro.

¡Qué #calor da la #mascarilla ! ¡No se puede respirar! Se empezaron a estilar las mascarillas en la barbilla, en el cuello, en la mano, en el codo… total, si ya había pasado todo y “lo habíamos hecho bien”.

…Pueblos, #playa , #montaña, algunos vuelos, pero éste volvió a ser un típico verano “a la española” de los que se empezaron a estilar cuando nuestros padres tenían nuestra edad, #turismo #nacional.

Llegó #septiembre con la vuelta al cole y a los trabajos sin #teletrabajo y volvieron a surgir las #dudas . Tan sólo hacía unos días del disfrute de la “tan merecida” #libertad y nos parecía lejana, pues nos preguntábamos si los colegios serían #espaciosseguros ,o si sería mejor seguir teletrabajando porque la vuelta a la #realidad nos dio #un buen bofetón.

De repente, todo lo que se había logrado en #junio se empezó a estropear en #octubre  La palabra #confinamiento se hizo #prohibida, pensamiento de locos y destructores de la #economía del país porque había que “salvar la navidad”.

Las #normas se fueron endureciendo y las mascarillas #fashion que se habían puesto tan de moda, no protegían. De repente España empezó a #morir otra vez, esta vez de manera más #salvaje y había que protegerse y #proteger de verdad y la mascarilla ya no era recomendable sino obligatoria con sanción aplicable en caso de saltarte la normativa.

Llegaron los síntomas de llevar la mascarilla muchas horas puesta. Roces, enrojecimiento de la zona, los primeros granos, brotes imposibles de controlar. Y fue así como llegó otra enfermedad facial que tiene preocupados a un gran número de personas que lo llevan sufriendo bastante tiempo.

MASK (MASCARILLA) + ACNÉ =  #MASKNÉ

Se le ha puesto nombre y tratamiento propio. Las ofertas en las clínicas de estética para hacerse #otoplastia ,que es la operación de las orejas separadas debido a las mascarillas, cada vez son más competitivas. Pero España se nos sigue muriendo.  Sin embargo, no dejaban de llegarnos personas con un mismo problema en común, su #piel había cambiado justo en la zona de la mascarilla, y #koreannature se tuvo que poner las pilas para ayudar de la mejor y más eficiente manera a cada una de ellas de forma personalizada porque según el tipo de piel de la persona, se necesitaban unos productos u otros:

ᄋ Piel grasa o sensible: debe usar un tratamiento con gel.

ᄋ Piel normal o mixta: debe utilizar un tratamiento con una loción.

ᄋ Piel seca: debe utilizar un tratamiento con crema.

Este tipo de acné puede aparecer por exceso de humedad en el ambiente o contaminación. Sudor, grasa, bacterias y maquillaje taparán los poros dejando a la piel sin poder respirar.

Además, sea como sea tu piel, para cuidarse todo lo posible e intentar no provocar un brote, hay que intentar olvidarse durante un tiempo del maquillaje (todo el que permanezcan las mascarillas en nuestras vidas, que, de momento, han venido para quedarse).

También hay que buscar un buen acoplamiento de la mascarilla, que no apriete demasiado como para que haga heridas y provoque daños en las orejas y que tampoco vaya tan suelta que del movimiento provoque rozaduras.

Con estos pequeños consejos y el buen uso de los tratamientos que os hemos recomendado, esperamos que vayáis manteniendo a raya esta dolencia.

Y vosotros, ¿estáis padeciendo #maskne ? ¿Cómo lo estáis solucionando?

Dale “Like” si te ha gustado este artículo del blog  y comenta tu experiencia abajo.

Lee este artículo completo en www.koreannature.es y síguenos en Facebook, Instagram, Telegram, LinkedIn, Pinterest y Twitter para estar al día de todas las novedades.

¡¡NOS VEMOS EN EL PRÓXIMO!!

Korean Nature, S.L.

 

Compartir este Post

Todavía no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Carrito

No hay productos en el carrito.